Tarta de queso con leche condensada

tarta de queso con leche condensada

Prepara de forma fácil en casa Tarta de queso y leche condensada. Con las recetas de Nestlé Cocina conseguirás platos riquísimos cuando quieras. ¡A cocinar! De sabor suave y textura todavía más, esta tarta de queso y leche condensada os va a dejar [email protected] Preparamos todos los ingredientes para la tarta de queso tipo Philadelphia, leche condensada y huevos. Forramos un molde desmontable de 22 cm, lo untamos con mantequilla y lo forramos con papel para horno. En un bol ponemos los huevos y batimos , incorporamos el queso y lo mezclamos bien. Terminamos echando la ralladura de medio limón o si os gusta que se note bien el limón en la tarta de leche condesa y queso crema , rallaremos el limón entero. Lo mezclamos todo bien. Lo taparemos con papel por encima minutos y luego lo quitamos y lo dejamos terminar. Pues bien, en esta amplia selección vamos a explorar juntos varias recetas que se pueden hacer con este delicioso ingrediente. Hemos seleccionado las mejores recetas de Petitchef para Mi cuenta Mi libro de recetas.

Información nutricional

flequillos cara redonda

Haremos la base con galleta y mantequilla, luego el preparado líquido con queso y leche condensada , y finalmente un buen horneado. Luego podéis ponerle una mermelada o un buen chorretón de caramelo líquido para darle un buen contraste. Ahora sí, comenzamos a hacer la tarta de queso y leche condensada. Pulverizamos las galletas y ponemos todo en un bol junto a la mantequilla a punto de pomada. Mezclamos bien hasta que se haga una pasta uniforme y la ponemos en la base del molde desmontable. Prepara de forma fácil en casa Tarta de queso y leche condensada. Con las recetas de Nestlé Cocina conseguirás platos riquísimos cuando quieras. Esta vez os traigo una tarta de queso y leche condensada al horno y un toque de limón y sin base de galletas a RecetasGratis, un rico postre. Empezaremos por hacer la base de galletas para nuestra tarta de queso y leche condensada. Para ello, tritura las galletas hasta hacerlas polvos y mezclalas con la mantequilla, previamente derretida. Amasa todo y forra la base de un molde desmontable con esta masa de galletas. Aplasta un poco con los dedos, procurando que toda la superficie quede de la misma altura.

¡SÍGUENOS!

.

.